¿Sabes que puedes aumentar el consumo de calorías saludablemente?


Una dieta depreciación en calorías puede perjudicar demasiado tu lozanía, pero si has acostumbrado a tu estómago a ingerir poco retornar a aumentar esas calorías en tu dieta debe ser progresivo para evitar problemas estomacales. 
 
Es muy importante que seas consciente de que las dietas deben ser adecuadas a tu lozanía y que no por ingerir menos tendrás mejor lozanía. Debes ingerir lo que necesitas y por otra parte de ingredientes saludables para ti. 
 
>VEA TAMBIÉN: Yoga alien: la tendencia ‘fitness’
 
>VEA TAMBIÉN: La nueva tendencia de ingerir alimentos crudos
 
Felizmente, los problemas asociados con las dietas bajas en calorías pueden acabarse y puedes comenzar a revertirlo cuando comiences a ingerir lo suficiente. Si crees que no estás comiendo lo suficiente dependiendo de tu actividad o si el médico te ha comentado que deberías aumentar de peso, deberás abrir a ingerir poco a poco más alimentos de forma saludable.
 
De acuerdo con un estudio en el American Journal of Physiology, una ingesta diaria de 25 calorías por kilo de masa corporal magra es un buen manifestación para abrir.
Cuando comiences a ingerir lo suficiente como para proseguir a tu cuerpo en forma cuando hagas prueba o simplemente para estar aceptablemente, significará que tus hormonas empiezan a regularse adecuadamente. 
 
Incluso es posible que si tienes la tiroides mal se vuelva a regular gracias a la mejor viandas. Si no lo hace, entonces deberás presentarse a tu médico para enterarse si es que tienes algún problema subyacente que no sabías que había.
 
La mejor guisa de preservar el músculo es ingerir suficiente proteína. Aunque la ingesta diaria recomendada para las mujeres de 19 a 70 primaveras es de 0,72 gramos aproximadamente por kilo de peso corporal, algunos expertos recomiendan una decano ingesta de proteínas si deseas perder un decano porcentaje de mantequilla corporal. Algunos expertos recomiendan duplicar la ingesta de proteínas, consumiendo rodeando de 100 gramos de proteínas por kilo de peso corporal.