Salma Hayek calienta la ducha como una diosa a sus 50 años

“Envidio esa agua que recorre su cuerpo”, fueron algunos de los atrevidos piropos que recibió