Sam Shepard falleció a los 73 años tras padecer enfermedad neuronal

El actor y dramaturgo Sam Shepard falleció el pasado jueves a los 73 primaveras de perduración luego de sufrir complicaciones derivadas de la anquilosamiento fronterizo amiotrófica, una enfermedad
Según explica el New York Times, Shepard murió en su residencia de Kentucky (EE.UU.), tras una larga carrera en la que destacó como uno de los escritores de obras de teatro más prominentes del movimiento “Off Broadway”, producciones teatrales en Nueva York de beocio envergadura.
Shepard fue el autor de la obra “Buried Child”, que recibió el Premio Pulitzer en 1979, y fue nominado a un Óscar como mejor actor secundario por su papel en el largometraje “The Right Stuff.
Como una de las figuras destacadas de “Off Broadway”, Shepard estaba considerado como una de las voces más originales de su vivientes, especialmente por su retrato del banda más impreciso de la clan estadounidense y los problemas de identidad de matrimonios, hermanos o amantes.
Shepard fue nominado adicionalmente a otros dos premios Pulitzer por “True West” y “Fool for Love”, dos obras cuyo éxito las llevó a producirse más tarde en Broadway, y fue coautor del sinopsis del alabado filme “Paris, Texas”.
Encima, destacó con su recital en “Bloodline”, de Netflix, su trabajo más flamante.
Artículo precedente“Pésima señal” reverso a prisión de opositores venezolanos, dice canciller chileno
Artículo subsiguienteManifestantes en Mérida son reprimidos por la GNB