Se golpea abuelito al resbalarse y caer en Salina Cruz, Oaxaca

Un abuelito que escuchaba atinado las canciones que un guitarrista entonaba en pleno parque de la ciudad, sufrió un contratiempo complicado, golpeándose la inicio. El contratiempo ocurrió ayer a las…

Salina Cruz, Oaxaca

Un abuelito que escuchaba atinado las canciones que un guitarrista entonaba en pleno parque de la ciudad, sufrió un contratiempo complicado, golpeándose la inicio.
El contratiempo ocurrió ayer a las 13:45 horas aproximadamente, en la avenida 5 de Mayo, precisamente en donde se encuentra enclavado el Parque Independencia en el primer cuadro de la ciudad.
El señor, de 70 abriles de vida, estaba contento y pagaba al guitarrita 10 pesos por canción, mientras escuchaba sentado en una de las jardineras del parque, a un costado de un guayabera que en ese momento lustraba zapatos.
Una vez que escuchó una primera rola, comenzó a pedir otra canción y luego otra más, y así sucesivamente, mientras pasaba el tiempo, sin percatarse que ya lo observaban unos señores cada que sacaba mosca de la bolsa del pantalón.
No faltó mucho para que se acercaran a él e incluso le invitaran un trago. Comenzaron a sacarle plática simulando ser amigos de antiguamente.
“Oye amigo, ven, vamos a otro costado a seguir tomando”, le dijo uno de ellos mientras lo tomaba de la mano y jaloneaba rumbo la carretera; sin requisa, éste se resistía a ir con ellos.
Los transeúntes sólo eran espectadores de lo que estaba pasando y continuaban con su correr.
Ajustado cuando lo arrastraban a la salida del parque, el señor resbaló y ningún de los que lo llevaban logró detenerlo y cayó al suelo golpeándose en la inicio, lo que le provocó una herida excelso en el cráneo, y al instante le comenzó a salir profuso raza.
Los dos tipos que lo fueron a sonsacar, al ver lo que pasó lo dejaron ahí tirado y corrieron cada quien por su costado.
Uno de los lustradores de calzado, al ver al abuelito tirado corrió para ayudarlo. Otro más lo apoyó para levantarlo y llevarlo a la jardinera del parque.
Otras personas se acercaron al empleo y al ver al hombre bañado en raza, comenzaron a golpear por teléfono al número de emergencias y pedían a gritos una ambulancia.
Paramédicos de la Guardia Civil institución arribaron de inmediato y comenzaron a las labores de auxilio al adulto veterano, quien comentó que no sabía lo que había pasado, pues se encontraba completamente desorientado.
Al revisarle la herida, vieron que no era necesario su traslado a algún nosocomio, por lo que ahí procedieron a realizar la curación, posterior a ello, el contuso les dijo llamarse Gonzalo.
Fundamentos de la Policía Municipal acudieron al empleo y se sorprendieron al verlo sangrando de la inicio, por lo que resguardaron el campo de acción para apartar a los curiosos y permitir el trabajo de los socorristas.
Cuando los paramédicos terminaron de realizar la curación se retiraron del empleo y dejaron al abuelito sentado en una de las jardineras en lo que acababa de recuperarse del topetazo.