Se justifica la consulta ginecológica en niñas y adolescentes

Esta es una pregunta que ronda frecuentemente en la mente de las madres y padres de niñas y adolescentes que adolecen de algún tipo de trastorno en la esfera ginecológica, surgiendo interrogantes como “mi pupila es muy pequeña para ir al tocólogo” o ¿Por qué tienen que examinarla si ella es doncella? No hay dudas que la evaluación ginecológica de niñas y adolescentes va precedida de una importante carga de ansiedad y confusión.

Contrario a lo que pueda pensarse son múltiples las patologías que pueden presentarse en la pupila y la adolescente y que obligan a lo abundante de su vida a asistir en algún momento al tocólogo de niño,  las cuales pueden presentarse desde el principio como genitales ambiguos, tumores o alteraciones en la forma de los genitales; cuerpos extraños en vagina, sangría sexo, crecimiento mamario, pubertad precoz o tropelía sexual en preescolares y escolares ò dismenorrea, dolor pélvico quistes ováricos, tumores en la mama, infecciones de transmisión sexual, ovarios poliquìsticos o sangría disfuncional en las adolescentes

Esta amplia matiz de alteraciones constituyen una clara evidencia que avala la evaluación ginecológica  en estas edades; por otra parte; la consulta de tocología infanto tierno  es un marco idóneo para aclarar mitos o dudas en las jóvenes pacientes y sus familiares, instruir sobre el funcionamiento y conformación natural de los genitales internos y externos en existencia infanto tierno y conversar  aspectos relacionados con la higiene personal de niñas y  adolescentes, contribuyendoasia difundir una civilización preventiva y crear una concienciapersonal y colectiva acerca de la indigencia de asistir al tocólogo de niño cuando sea pertinente hacerlo.