Ser vegetariano: ¿moda, salud o estilo de vida?

Con frecuencia, la dieta vegetariana no se reduce exclusivamente a la manutención, ya que es probable que además se adopte una disposición y un estilo de vida que rechaza otras formas de utilización de los animales para producir fondos de consumo o para la diversión humana; igualmente, se puede tender a una víveres apoyada en principios ecologistas y naturistas.

Se enfoca a la víveres con verduras. Esto incluye frutas, verduras, guisantes y alubias secas, granos, semillas y nueces. 

Los modelos de víveres suelen entrar en uno de los siguientes grupos:

– La dieta vegetariana estricta, que excluye todas las carnes y productos animales

– La dieta lacto vegetariana, que incluye alimentos derivados de las plantas y productos lácteos

– La dieta lacto-ovo vegetariana, que incluye productos lácteos y huevos

 

Las personas que siguen dietas vegetarianas pueden obtener los nutrientes que necesitan. Sin retención, deben tener cuidado de yantar una amplia variedad de alimentos para cubrir sus micción nutricionales. Los nutrientes vegetarianos deben enfocarse en incluir proteínas, hierro, calcio, zinc y vitamina B12.

 

Inicios

El vegetarianismo tiene sus primeros historial en la antigua India, en el siglo VI a. C., momento en el cual la dieta humana estaba muy asociada a la idea de la no violencia. No yantar carne no era cuestión de gustos, sino que estaba asociado a fundamentos filosóficos y creencias religiosas.

 

Al contrario de lo que se cree, ser vegetariano no se reduce a eliminar la carne y restringir la dieta a los alimentos provenientes del mundo vegetal, sino que tiene que ver con títulos que abarcan aspectos culturales, sociales y medioambientales.

 

Hay quienes eligen ser vegetarianos porque consideran que el hombre no puede matar a otro ser vivo para alimentarse, mientras que hay otras personas que lo hacen para cuidar al planeta Tierra, ya que está comprobado que la producción de carne es uno de los máximos generadores de contaminación en el mundo.

 

Los críticos del vegetarianismo sostienen que las proteínas vegetales son incompletas. Si admisiblemente es cierta esta observación, la yerro se puede complementar al combinar los alimentos adecuados, generando grandes beneficios para la lozanía.

 

Según los especialistas, consumir menos carnes o eliminar su consumo genera en los individuos mejores títulos de colesterol y presión sanguínea, como además una pequeño prevalencia de cáncer, enfermedades cardiovasculares y obesidad.

 

Civilización

La civilización que impulsa el cuidado del medioambiente y del cuerpo a nivel físico ha generado que muchas personas se tomen el vegetarianismo como una moda a la que pueden usar y dejar cuando se aburran. Sin retención, para otros es un compromiso filosófico que apunta a una víveres más saludable  y a una vida más equilibrada.

 

Explica una experta

Actualmente existe una gran influencia por las redes sociales, opina Sara Elizabeth Saldarriaga, nutricionista. Ell siente que en parte la persona reto por esta dieta por moda y no está mal, pues es óptima para avisar enfermedades, para tratar muchos tipos de enfermedades crónicas y eso lo apoya. “Lo que es cierto es que al integrarse este tipo de víveres por moda – sin entender lo que es – pueden acontecer muchos errores”, detalló.

 

Sara recomienda dialogar con profesionales o que la persona lea y se empape en el tema.

 

Famosos vegetarianos

 

Bill Clinton: Luego de ser intervenido en dos oportunidades oportuno a una obstrucción de las arterias, el expresidente de los Estados Unidos decidió hacer un cambio drástico en su dieta y dejar a espaldas la comida rápida, que tanto le gusta, y las grasas, para volverse vegetariano. Lo primero que eliminó de su dieta fue la carne para la boda de su hija Chelsea. Al ver que al instante pudo perder peso, ahora le dio otra revés de rosca a su dieta y eliminó la látex y los huevos. “Me gusta yantar frutas y vegetales”, reveló Clinton, quien aplazamiento conseguir un peso de 85 kilos.

 

Natalie Portman: La actriz de “El cisne enojado” fue vegetariana durante mucho tiempo y volvió a serlo cuando se enteró que estaba gestante. Al avanzar el estorbo, decidió incorporar algunos alimentos, como los lácteos y los huevos. Según explicó a la prensa, lo hizo para perseverar sus niveles de hierro y de vitaminas.

 

Pamela Anderson: La voluptuosa hado de Baywatch se hizo vegetariana en la adolescencia cuando vió a su padre limpiando un animal que recién había cazado. Además se unió a la campaña de PETA. Con las marcas de carnicero, muestra que todos, tanto humanos como animales, estamos compuestos de las mismas partes.

 

Olivia WildeLa doctora súper sexy de Dr. House explica en su sitio (www.wildethings.org) que se volvió vegana no sólo por no estar de acuerdo con la forma en que se sacrifican los animales, sino porque es más saludable: “Soy muy atinado cuando como una dieta basada en vegetales y me siento mil veces con más energía”.

 

Lea MicheleLa actriz de Glee es perturbador de los derechos de los animales. Encima, la muchacha reconoce que la dieta vegeteriana le permite perseverar su cuerpo en forma. La actriz relató a la revista OK! que puede interpretar el papel tan “realizado de vida” de Rachel gracias a que es vegetariana.

 

¡Una panameña!

La actriz y maniquí panameña Patricia De Audaz, quien reside en Los Ángeles, nos contó al principio “sientes como un fagote de energía, pero luego, con el tiempo tienes más energía”. 

 

Según De Audaz, no todos los cuerpos pueden digerir carnes, y mucha clan no lo sabe. El que se convierte en vegetariano debe tomar suplementos para que sustituyan la carne. “Sería como vitamina b12 y vitamina D. Eso es súmamente importante”, destacó la famosa.

 

Según comento además, hay que yantar mucha lenteja, quinoa, hongos, que tienen muchas proteínas.  “Mucha clan lo malinterpreta y empieza a yantar más carbohidratos y eso no es bueno, ya que eso se convierte en azúcar”, finalizó.