Snapchat podrá tomar una “gran parte” de usuarios de Facebook

La propuesta pública de traspaso (OPV) de la empresa Snap, propietaria de la red social y aplicación móvil de giro de archivos Snapchat, ha estado por último en el foco de atención entre los especialistas relacionados a los negocios de Internet e inversiones aventuradas, señaló el columnista German Kaplun en un artículo para la impresión rusa de ‘Forbes’.

Pese a que esta compañía, cuyo valencia se estima en 25 mil millones de dólares, ocupa el undécimo espacio entre las redes sociales del mundo según la audiencia, está suscitando un gran revuelo. Y la cuestión, según el periodista, es que “todos esperan que Snap renazca como un nuevo Facebook” o que por lo menos le finta una buena porción de audiencia a la red de Mark Zuckerberg.

En ese sentido, Kaplun sugiere que en los próximos primaveras Snapchat podría arrebatarle a Facebook toda la audiencia bisoño y convertirse en la segunda red social mejor posicionada en cuanto a ganancias.

Crecimiento 

Sin retención, el ritmo de crecimiento del rival, especialmente entre la audiencia bisoño, ya causa cierta preocupación en Facebook, que implementa activamente en sus redes sociales servicios similares a los de Snapchat, destaca el entendido.

Uno de los ejemplos es la función Stories en Instagram ―que pertenece a Facebook― y que consiste en la posibilidad de filmar y transmitir videos cortos que desparecen en 24 horas. Y esta tendencia significa, según Kaplun, que “a Facebook le preocupa su rival y alcahuetería de retener a su audiencia”.

En efectividad, los índices de crecimiento muestran que en estos términos de crecimiento Snap supera a Facebook por un 48 % frente al 18 %. El columnista menciona que ya el 41 % de los estadounidenses menores a 34 primaveras utilizan Snapchat, mientras que para el 35 % es la red social más importante.

Producto nuevo

El periodista explica que Snapchat no fue creado como un clon, sino como un producto nuevo y “absolutamente independiente”, destinado a los jóvenes. De ahí surgen, según él, “todos estos mensajes que se borran, un gran número de género visuales, así como una civilización muy diferente de comunicación y de principios de navegación”.