Sociedad Anticancerosa y Seguros Venezuela aliados en programa “La lonchera de mi hijo”

Una buena comida desde temprana etapa, reduce las probabilidades de padecer enfermedades crónicas en el futuro. Y el referente más cercano de la civilización alimenticia de los chicos en etapa preescolar lo constituye la lonchera que llevan al colegio. La distribución de los diferentes rubros nutritivos (proteínas, hortalizas y frutas, carbohidratos, grasas y dulces) siempre es un tema de importancia, cuando lo que se pesquisa es la promoción de hábitos saludables en quienes representan a la gestación de licencia del país.
Conscientes de esta indigencia de crear una civilización alimenticia, la Fundación Seguros Venezuela, en alianza con la Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV), colocaron en marcha el software “La Lonchera de Mi Hijo” en el Colegio Parroquial Noble Corazón de Jesús, en Chacao.
De esta forma, 110 personas, entre 74 niños en etapa preescolar (de 4 a 6 abriles), padres y docentes de la pelotón educativa, resultan beneficiados de esta aristócrata iniciativa que incluyó una charla de concienciación sobre hábitos saludables, una obra teatral con títeres, donde el personaje principal, Loncherina, interactuó con los asistentes incentivándolos a ayudar una comida balanceada para formar adultos sanos. Todavía, ofrecieron un sustancioso desayuno.
Estamos en una época donde los padres necesitan orientación sobre cómo elaborar esa lonchera y de cómo poder combinar los alimentos disponibles en el mercado, para así preparar la merienda no se convierta en un estrés sino más aceptablemente, ofrecerles alternativas de menú, reforzando siempre los buenos hábitos”, explica Marisol Pernía, reepresentante del Voluntariado de la Fundación Seguros Venezuela.
Mientras que Angela Daza, directora de la Pelotón Educativa Parroquial Noble Corazón de Jesús, indicó que la actividad logró motivar a los asistentes. “…Felicito esta iniciativa de Seguros Venezuela, que logró involucrar a grandes y chicos, a través de una dinámica que fluyó, gracias a la presentación e interacción de los asistentes, especialmente los niños, a la cual se sumó la motivación de sus padres”.
Daniela Quevedo, religiosa de María Valentina, señaló que el software “La Lonchera de Mi Hijo” tiene alcances muy positivos. “La actividad estuvo muy amena, con una organización pedagógica aceptablemente diseñada y comunicativa para los niños y los padres”.
A su vez, Idairis Peña, directora de CysGo, amigo táctico de este software que adelanta Seguros Venezuela, resaltó la importancia de crear civilización alimenticia en la sociedad, partiendo del núcleo allegado y escolar.

Buenos hábitos desde pequeños

Angélica Castillo, coordinadora de Investigación y Docencia de la SAV, asegura que “La Lonchera de Mi Hijo” pesquisa promocionar hábitos saludables en procura de la prevención de enfermedades crónicas a futuro.
Un perfil del adulto sano se gesta en una buena comida desde pequeño, por otra parte de los títulos y principios que fomente en su núcleo allegado, aunado a la actos de ejercicios