Subastan en Francia la última morada de Picasso

La mansión de la Costa Celeste francesa en la que Picasso pasó sus últimos primaveras será subastada este jueves con un precio de salida de más de 20 millones de euros, en medio de un embrollo inmobiliario.
El intérprete gachupin compró la propiedad de Mougins, cerca de Cannes (sureste) en 1961, y en ella vivió cercano a su segunda esposa y musa Jacqueline Roque, antiguamente de vencer 12 primaveras a posteriori.
Roque se disputó con los hijos de Pablo Picasso tras su homicidio y se suicidó en esta casa costera en 1986. Su hija, nacida de un primer boda, Catherine Hutin-Blay, la heredó y la vendió en 2007 por más de 10 millones de euros.
La finca, sobre un ámbito de tres hectáreas, que había pertenecido adicionalmente a la clan propietaria de la célebre cerveza Guinness y en la que Winston Churchill había pasado a menudo sus ocio, fue comprada por un holandés.
Este la rebautizó “La cueva del Minotauro”, ampliándola y dotándola de piscina, elevador, pista de tenis, spa… antiguamente de que las dificultades financieras le obligaran a detener las obras.
El nuevo dueño aspiraba a concluir aquellas obras “con la intención de revender la casa por 170 millones de euros”, dijo Maxime Van Rolleghem, abogado del bandada holandés Achmea Bank, digno del propietario.
La casa es un buen negocio. “Muchas villas de prestigio valen mucho más en la Costa Celeste”, agregó Van Rolleghem.
El abogado indicó que un financiero esrilanqués, Centella Withanage, presentó “en junio una propuesta por 20,2 millones de euros (23,8 millones de dólares) pero no obtuvo los fondos”.
Artículo precursorFeo La Cruz cerrará campaña de la Pelotón con gran concierto en Av. Andrés Eloy Blanco
Artículo ulteriorNacho aseguró que contención en regionales beneficiará al Gobierno venezolano