Talentos ocultos: la historia de tres mujeres que todos deberíamos conocer | infominuto.com

Talentos ocultos: la historia de tres mujeres que todos deberíamos conocer

La historia de estas mujeres surgió nuevamente gracias a la película Hidden Figures o Talentos ocultos (Theodore Melfi, 2016), como se le conoce en América Latina.

por Agencias

Ciudad de México.- Katherine Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, fueron vitales para las primeras misiones fuera de la Tierra de la NASA. Sin incautación, todavía muchos desconocen su aporte a la ciencia.

Estas tres mujeres que son completas desconocidas para muchos, pero que fueron vitales para el éxito del Software Mercury (1961-1963), y que permitieron el “triunfo” de Estados Unidos en la carrera espacial de la Erradicación Fría.

En un contexto racista y discriminatorio

La historia de estas mujeres surgió nuevamente gracias a la película Hidden Figures o Talentos ocultos (Theodore Melfi, 2016), como se le conoce en América Latina. Esta película narra no sólo el aporte de Johnson, Vaughan y Jackson en el radio de la astronaútica estadounidense, sino que asimismo todos los obstáculos que debieron aventajar para trabajar en la NASA.

Hablamos no sólo de los problemas de mercancías, sino que asimismo de raza. Dos puntos que son tratados fuertemente en la película, y que nos dejan deducir una efectividad que quizás vemos sumamente lejana, pero que parece más contingente que nunca. Especialmente con la coetáneo situación política de Estados Unidos.

Por un costado, estas tres mujeres no sólo están relegadas a un puesto de “computadoras de color”, escondidas en un pasado edificio internamente de la agencia espacial. Sino que adicionalmente no pueden optar a rangos de decano responsabilidad, ya que ni siquiera existen puestos como “mujeres afroamericanas ingenieras”.

A estos se suma, obviamente, el contexto de un Estados Unidos sumamente racista, en donde las mujeres no sólo son menospreciadas por su mercancías, sino que a la vez por su raza. No pueden usar los mismos baños, no pueden entrar a puestos de supervisión, y ni siquiera pueden usar los mismos implementos para tomar café que el resto de sus compañeros.

De esta modo, la película no sólo muestra a tres personajes sumamente talentosos, inteligentes y capaces. Sino que adicionalmente, a tres mujeres fuertes, resolviendo la modo de surgir en un contexto donde tienen prácticamente todo en contra.

La función de los primeros programas espaciales

Por otro costado, asimismo es una interesante narración de cómo funcionaron los primeros programas espaciales estadounidenses. Donde todavía no se comenzaban a implementar las máquinas de IBM, y donde estas mujeres funcionaban precisamente como computadoras para realizar los complejos cálculos que requería la NASA.

Si eres fanático de la historia detrás de la carrera espacial, probablemente esta película va a ser de tu interés. Muestra los procesos que resolvió el Langley Research Center de la NASA para alcanzar, por primera vez, que un cosmonauta (John Glenn) pudiera orbitar nuestro planeta. Todo en plena lapso de los 60’s. Es aseverar, con procesos pre-computadores y resueltos solamente con pizarras, lapicero, papel y el talento de los trabajadores de la agencia espacial.

No obstante, por lo que destaca la película no es eso. Quizás se mantiene como una historia edulcorada que no impacta profundamente, pero al menos está puesta en contexto. Principalmente gracias a las excelentes actuaciones de sus protagonistas Taraji P. Henson, Octavia Spencer, Janelle Monáe. Que resaltan especialmente por sobre la interpretación de Jim Parsons, Kirsten Dunst y Kevin Costner, que no logran sobresalir en el filme.

Sí, esta es una película que muestra la tecnología, ciencia y expertos detrás de los primeros viajes fuera de la Tierra. Pero, sobre todo, nos revela todos los problemas que estas tres mujeres debieron resolver para ser parte de esta historia, y les entrega un esperado inspección que parece anacrónico para el siglo XXI. Pero que en nuestra efectividad coetáneo, en un mundo tan dividido en política, mercancías y raza, es positivamente necesario.

MUJERES BRILLANTES

Johnson era un aberración de Virginia del Oeste. Comenzó la secundaria a los 10 abriles y se graduó con títulos en matemáticas y francés a los 18. Se convirtió en una de las primeras en ingresar a la escuela de posgrado de la Universidad de West Virginia; comenzó en Langley en 1953. Mientras trabajaba en la NASA, asimismo era principio soltera y crió a tres niños.

Los logros de Vaughan eran similares. Oriunda de Missouri, se graduó de la universidad a los 19 y trabajó como maestra de matemáticas antiguamente de unirse a Langley en 1943. Al poco tiempo se convirtió en jefa del especie de The West Area Computing Unit.

Jackson era una lugareña de Hampton, Virginia, con títulos en ciencias físicas y matemáticas. Ascendió a ingeniera aeroespacial luego de unirse a Langley en 1951, donde se especializó en experimentos de túneles de rumbo e información de aeronaves, siempre usó su puesto para ayudar a otros.

SINOPSIS

Es la increíble historia nunca antiguamente contada de Katherine Johnson (Taraji P. Henson), Dorothy Vaughn (Octavia Spencer) y Mary Jackson (Janelle Monae) mujeres brillantes afroamericanas que trabajaban en la NASA, y eran el cerebro detrás de una de las mayores operaciones de la historia: el propagación del cosmonauta John Glenn en terreno, un impresionante logro que restauró la confianza de la nación, le dio un modismo a la Carrera Espacial, y galvanizó al mundo. El fantaseador trío rebasó todas las líneas de mercancías y raza para inspirar a generaciones a soñar en excelso.

NOMINACIONES AL OSCAR

Mejor Película

Mejor Actriz de Reparto (Octavia Spencer)

Mejor Banderín Adaptado