Tanía Libertad seduce como el canto de sirena | infominuto.com

Tanía Licencia seduce como el canto de sirena

La cantante peruana sorprendió a los oaxaqueños en el botellín Martes de Brujas en Santa Cruz Xoxocotlán

por Bianca Robles

Los caracoles anunciaron el inicio de una vela romántica y tradicional.

Las personas que llegaron desde la tarde apartaban sillas con suéteres, bolsas y demás objetos, lo que provocó la molestia de varios señores que buscaban un asiento para disfrutar del concierto. Los vendedores de golosinas y chicharrones paseaban entre los asistentes sin mucho éxito, ya que sólo bloqueaban la visión de la parentela que buscaba el mejor ángulo del círculo.Pasadas las 19:00 horas el cantante oaxaqueño Rodolfo Casal dio inicio al botellín Martes de Brujas, en donde dijo “al igual que los tamalitos, traigo de pimiento, dulce y manteca”, refiriéndose al repertorio que preparó para la ocasión.

Temas tradicionales como la Canción Mixteca, sonó en la melodiosa voz del cantante, quien estuvo acompañado por la Pandilla filarmónica del municipio de Xoxocotlán.Al instante, la marimba Perlas y Diamantes, originaria del Espinal, en el Istmo de Tehuantepec, se adueñó del círculo para interpretar temas tradicionales del estado como La Juerga, La Llorona y La Martiniana. Igualmente deleitó con un popurrí de música mexicana y temas clásicos.

El sabido ovacionó a los jóvenes integrantes que se despedían muy agradecidos.El momento más esperado llegó cuando la cantante peruana, nacionalizada mexicana, subió al círculo y saludó al sabido que ansioso ya la esperaba. “Buenas noches, Oaxaca… por qué tardaron tanto en volverme a invitar, ya los extrañaba”, fueron las palabras que la intérprete ofreció a los asistentes.

Y sin perder más tiempo inició con Cucurrucucú Paloma, canción que hiciera famosa Lola Beltrán. Siguió con El tiempo que te quede soberano, del ya fallecido compositor mexicano José Bendito Espinoza “Ferrusquilla”.La interacción de Tania Licencia con el sabido inició mientras ella mencionó su disco Por ti y por mí (2015), en el que interpreta temas de grandes amigos que nunca había fotograbado en sus más de 50 primaveras de trayectoria artística. La emoción del sabido fue magnate al escuchar en esa voz de soprano Fallaste Corazón, del inolvidable “Cuco” Sánchez.Una vez con los ánimos encendidos cantó Procuro olvidarte. Posteriormente hizo una pausa para explicar que el próximo chaquetilla era el protegido de su gran amigo Gabriel García Márquez… y se escuchó Montón viajera que fue coreada por los presentes. Gritos de emoción retumbaron al iniciar la icónica canción de Violáceo de la Parra, Gracias a la vida; sin confiscación, venía una sorpresa longevo para los oaxaqueños.

Tania hizo una pausa para contar una detalle: “yo venía mucho a Oaxaca a cantar a varias escuelas, parques, plazas y mi amigo Ariel me presentó al hábil Rodolfo Morales, con quien entablé una bonita amistad. Un día en su casa escuché esta canción y me impactó la grafema y conseguí a una pupila en Juchitán que me enseñara cada parte y cómo cantarla. Este tema lo grabé en 1995 y hoy lo cantaré en zapoteco”. La parentela enloqueció al escuchar las notas del distintivo tema La última palabra, una vez finalizada una mujer del sabido le pidió que la cantara en castellano y sin pretextos cantó la primera estrofa a capella “Mis labios enmudecieron ya al intentar decirte adiós, qué será de mi alma si al fin voy a morar remotamente de ti”.El ámbito y el clima eran perfectos; asimismo, el humor de los asistentes quienes aplaudían la potente voz de Tania.

Luego de esa bella sorpresa, siguieron los temas: Bóveda celeste rojo, en donde su valentísimo falsete le enchinó la piel a más de uno; Mi unicornio garzo; No soy de aquí ni soy de allá, de Facundo Cabral; Costumbres, del inolvidable Juan Gabriel; Yolanda y Para morar, de Pablo Milanés; Urge, de Martín Urieta y un popurrí en honor al compositor oaxaqueño Álvaro Carrillo.

La velada estaba por terminar, por lo que Tania Licencia aprovechó para interpretar el Ave María de Schubert, Por debajo de la mesa, de Armando Manzanero; Ojalá, del trovador Silvio Rodríguez; El Pastor, La adivina, Paloma negra… sin confiscación, no podía despedirse sin entonar Alfonsina y el mar, en donde dio una muestra de su potente voz al cantar casi al final de la equilibrio sin micrófono y a capella: “Te vas Alfonsina con tu soledad, ¿qué poemas nuevos fuiste a agenciárselas?, una voz antigua de rumbo y de sal, te requiebra el alma y la está llevando, y te vas con destino a allá como en sueños dormida, Alfonsina vestida de mar”.

El sabido atónico la ovacionó al ser declarante de la potente voz que les amenizó el botellín Martes de Brujas.