Técnicas para bajar de peso y aprender a resistir las ‘tentaciones’

ETIQUETAS: descabalgar | peso | pecar

Técnicas para descabalgar de peso y estudiar a resistir las ‘tentaciones’

20/10/17 – 09:00 AM

Planificar las comidas de toda la semana permite tener un menú sensato

  • REDACCIÓN / @PANAMAAMERICA                                             
Cierto que éstos se cultivan de la forma más natural posible y, precisamente por ello, su producción resulta más cara que la de los alimentos convencionales. Pese a que, según los expertos, sus propiedades alimenticias no difieran demasiado.

 

Este artículo no va dirigido a ellos. Sino más correctamente a quienes se han propuesto mejorar su viandas introduciendo cambios en una dieta excesivamente calórica y escasa en vitaminas y otros nutrientes.

 

Si piensan que las frutas y verduras resultan caras, deténganse a contar el plata que invierten en productos procesados, refrescos, cosas para picar, galletas, etcétera, y verán que con el mismo presupuesto comerán mucho mejor.

 

Eso sí, requiere poco más de esfuerzo que manducar lo primero que pillas, como una pizza que sólo hay que calentar o unos espaguetis a los que pespunte con echarles agua caliente. Lo primero es prescindir al mayor de productos procesados y dar prioridad a verduras, frutas, cereales, legumbres y lácteos sobre carnes y pescados, aunque sin excluirlos.

 

La importancia de los nutrientes

Existe un sistema para cuantificar el valencia de lo que comemos, que consiste en determinar el coste de los alimentos no en función de las calorías que nos aportan, sino de los nutrientes. Si decidimos qué manducar según estos parámetros, nuestro organismo nos lo agradecerá, y el saquillo todavía. Claro que requiere informarse un poco sobre el valencia de los productos. En caudillo, las verduras tienen poco aporte calórico, pero resultan muy nutritivas. Son especialmente recomendables las coles de distintos tipos, que tienen antioxidantes, fibra, vitamina C, y el brócoli, al que achacan propiedades anti cancerígenas.

 

>VEA TAMBIÉN: ¿Conoce un poco más de la nueva dieta Clean Eating? 

 

Los plátanos tienen carbohidratos y son una fuente de potasio. Pueden comerse solos o combinados con cereales en el desayuno, por ejemplo. Las ciruelas, manzanas o melocotones todavía tienen una buena relación nutrición-precio.

 

Para resistir las tentaciones, hay que evitar los pasillos centrales, donde suelen estar los alimentos procesados. Y si no se puede evitar esa zona porque se necesita poco, es importante no dirigir la observación al frente, donde colocan lo más caro, sino hacia lo alto o debajo, donde seguramente estarán los de marca blanca.

 

Un plato más resistente esta el pollo y el pavo suelen estar a buen precio, como las sardinas o los boquerones y otros pescados de temporada. De todas formas, no son los únicos alimentos que aportan proteínas. El atún de hojalata, los huevos, las legumbres y los cereales todavía los tienen y cuestan mucho menos.

‘);
if (!eplArgs.sOpts)
eplArgs.sOpts[eID] = opts || ;
eplSetAd(eID);
}
function schemeLocal() window.top.location.protocol;
if (protocol)

//–>