Temen expansión de raro gusano en Florida, EE.UU. que causa meningitis

El parásito causa una forma rara y potencialmente mortal de meningitis en las personas, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés).

No obstante, Heather Walden, experta en parasitología de la UF, matizó que los humanos no pueden infectarse con este parásito a menos que coman un caracol poco cocido o crudo.

“Algunas especies animales pueden tener larvas infecciosas, como diferentes crustáceos o ranas, pero mientras los alimentos estén cocinados y lava sus productos, es muy probable que nunca lo ingieran” humanos, señaló.

El mensaje de UF destacó que, hasta ahora, este parásito del pulmón de la rata se consideraba extraño en el continente estadounidense, ya que sus poblaciones eran más propias de Hawai.

Precisó que el insignificante fue hallado en caracoles en los condados de Alachua, Audaz, St. Johns, Orange y Hillsborough.

“Determinar la distribución geográfica de este parásito en Florida es importante adecuado a los peligros para la vigor humana”, alertó Walden.

La experta explicó que el insignificante pulmonar de rata utiliza a este roedor como huésped definitivo y a los gasterópodos, como los caracoles, como huéspedes intermedios.

Según la universidad, la gran industria hortícola de Florida hace la presencia del parásito en el estado particularmente inquietante, porque los viveros son uno de sus más importantes modos de transporte.

“La mayoría de los caracoles que se encuentran como huéspedes intermedios para este parásito en nuestro estudio son invasivos y algunos se alimentan o se refugian en plantas ornamentales, que tienen el potencial de distribución en toda Florida y en otras áreas de Estados Unidos”, lamentó Walden.

Los científicos comenzaron la investigación tras tratar a un orangután que murió en 2012 a posteriori de manducar caracoles que llevaban el parásito Angiostrongylus cantonensis, conocido como el insignificante pulmonar de la rata.

Por otra parte del peligro para los seres humanos, este insignificante asimismo puede afectar a perros, caballos y aves.

“Todas estas especies tienen enfermedades similares”, dijo Walden, que destacó que este hallazgo es de interés no solo para la “medicina de animales de compañía, sino asimismo para la medicina humana”.