Temor de tener relaciones sexuales estando embarazada


Durante todo el tiempo de florecimiento del bebé, puede convertir a la futura mama en un ser completamente diferente, con dudas y temores que en absoluto imaginó padecer.
 
Así, es muy regular que una mujer cuando queda preñada, al igual que su pareja, se plantee cómo va a afectar esta situación a sus relaciones sexuales, y más todavía si es el primer gravidez.
 
Mientras que algunas mujeres ven cómo se diluye el deseo sexual durante esa etapa, otras se encienden y viven con plenitud la intimidad en el gravidez. Sin secuestro, es frecuente que se pregunten si hay alguna restricción en ese período o si el bebé sufre algún tipo de inquietud al momento en que la mama mantiene una relación sexual.
 
Muchas veces, la duda que surge entre padres y madres es si el bebé siente poco diferente mientras la mujer tiene sexo. ¿Se enterará? ¿Le dolerá? ¿Estará incómodo? El doctor Maximiliano Katz, diestro en obstetricia y tocología, comenta que “el bebé no siente carencia diferente durante las relaciones sexuales”.
Al mismo tiempo, detalla que “luego o durante la relación sexual puede acaecer pequeñas contracciones que no son muy distintas a las habituales que ocurren durante el gravidez y que no causan ningún impacto en el bebé”.
 
“Luego de las relaciones sexuales se liberan endorfinas y, una de ellas, la ocitocina, puede producir pequeñas contracciones. Como dijimos ayer, si perfectamente es difícil evaluar si generan placer o no en el bebe intra seno, lo que es seguro es que no son perjudiciales para el mismo”.
 
Finalmente, el diestro señala que existen signos que pueden observarse durante o luego del acto sexual en una mujer preñada. “En ocasiones, durante la relación sexual o finalizada la misma puede acaecer viejo cantidad de flujo al que existe fuera del gravidez y no es un número de inquietud”, afirma. 
 
¿Cuándo no es seguro el sexo durante el gravidez?
Si se sufre cualquier hemorragia durante el gravidez o posteriormente del coito. 
 
Si el sangría es recurrente, puede sugerirse que disminuyan los coitos, pero esto no significa que estén prohibidas otras prácticas sexuales durante el resto del gravidez.
 
Si la placenta se extiende por encima del cérvix, le pueden aconsejar que evite completamente el coito.