Tener algo de grasa abdominal ¡es más saludable de lo que piensas!

Aceptémoslo, todas hemos seguido dietas estrictas y nos hemos sometido a extenuantes rutinas de ejercicios para desaparecer esos rollitos que se forman en el vientre. Pero, parece que es momento de aceptar poco de potingue ventral, pues podría ser más saludable que tener un vientre plano.

Según Fredrik Karpe, médico del Centro para la Diabetes, Endocrinología y Transformación de Oxford, aquella pancita que el adiestramiento no logra desaparecer podría ser una buena señal acerca de la vigor de nuestro cuerpo. Aunque sea difícil de creer, la potingue ventral tiene algunos beneficios para la vigor. Por ejemplo, beneficia la producción de estrógeno, la hormona sexual que se deriva del colesterol, por lo que previene enfermedades cerebro vasculares y del matriz.

Ademas, comenta el entendido, el tejido pringoso no es tan dañino como muchos piensan; sino que es un víscera absoluta y totalmente vivo para el cuerpo humano.

Las mujeres necesitamos entre 10 y 12% de potingue corporal para poder proseguir una vida sana. Prescindir de ella puede provocar deficiencias en el sistema inmune y problemas en el sistema reproductivo.

Eso sí, tener un parada índice de potingue corporal y altos niveles de estrógeno podría traer problemas en vigor. Por ende, lo ideal es proseguir la cantidad necesaria que asegure el buen funcionamiento del organismo.

 

De esta forma, la próxima vez será mejor pensarlo dos veces antiguamente de exponer a nuestro cuerpo a una dieta excesiva que pueda poner en peligro nuestra vigor.

 

Upatadigital.com