Tener sexo en la playa no es tan idílico como en las películas


Osar practicar relaciones sexuales en medio de la playa, ya sea de día o de perplejidad, acarrea una serie de riesgos legales, higiénicos y médicos que debes tener en cuenta.
Partiendo del hecho de que la arena de la playa no es un colchón.
 
>VEA TAMBIÉN: ¿Porqué lloramos durante y a posteriori del sexo?
 
Premeditadamente del supuesto romanticismo que se suele asociar al sexo en la playa, hay que tener en cuenta que incluso las playas de arena suaves pueden provocar daños en la piel, tales como rozaduras, sobre todo si se secreta sudor.
 
Como acertadamente indica la Dra. Wolf, el frotamiento contra la arena puede provocar hinchazón, inflamación, ardor, sonrojo e incluso erupciones cutáneas.
 

>VEA TAMBIÉN: La nueva moda del arte de squirting en el sexo
 
Aventura de corte
Muchas personas tienen la creencia errónea de que si se mantienen relaciones sexuales internamente del agua, no existe peligro de corte.

 
Aventura de infección
Encima de las probables abrasiones que provocará la arena de la playa sobre la piel, el peligro de infección al sufrir o incluso sin hacerlo dichas lesiones cutáneas es longevo que en otros lugares más higiénicos.
 
Tanto en el agua de la playa como en aguas de ríos o lagos habitan multitud de bacterias. Asimismo, en las piscinas cloradas, destacan los hongos, ya que el cloro acaba con las bacterias. Por ello, practicar relaciones sexuales en la playa no está exento de infecciones. 
 
>VEA TAMBIÉN: Tips para una sesión de sexo en la ducha
 
Insectos en la playa
Si acertadamente es cierto que las picaduras de insecto son más comunes en zonas de campo o montaña, las playas no se salvan de dicho peligro. Desde moscas de la arena hasta pulgas, entre otros insectos, el peligro es suficiente como para tenerlo en cuenta.
 
El agua provoca sequedad
Contrariamente a lo que se suele pensar, practicar relaciones sexuales en el agua de mar no aumenta la humedad ni lubrica, todo lo contrario.
 
El agua armada puede aumentar la sequedad vaginal, poco que puede provocar que la experiencia sexual sea irritante en división de placentera.