Todo sobre la cistitis: síntomas, tratamiento y prevención

El 95% de los casos de cistitis son presentados en las mujeres. Esta inflamación llega a presentar síntomas bastantes molestos y dolorosos cuando vamos al baño. Si la has tenido te presentamos varios tips para organizar la cistitis para siempre.

Esta infección se genera en la parte víctima del tracto urinario y es causada por desliz de las bacterias. Las mujeres son las más afectadas por la cistitis, esto es porque tienen la uretra más corta y está más cerca del ano. Esto permite que los microorganismos se trasladen fácilmente a la vagina, viajando de ahí a la uretra y la vejiga.

Mientras que los hombres, al poseer una uretra más larga, su próstata crea una sustancia que contiene un propósito desinfectante evitando cualquier paso de las bacterias.

Causas de la cistitis

El 80% de las infecciones agudas son ocasionadas por el virus intestinal Escherichia coli. Mientras que el 20% restante es generado por microorganismos como el Staphylococcus saprophyticus, Proteus mirabilis, Proteus vulgaris, Klebsiella sp., Streptococcus faecalis y Pseudomonas aeruginosa.

En la mayoría de los casos en las mujeres, es originado a posteriori de las relaciones sexuales. Porque la uretra puede impresionar a sufrir contusiones durante el acto. Y en ocasiones muy poco frecuentes, se debe a una conexión anómala entre la vejiga y la vagina.

Síntomas

-Dolor al orinar, estos pueden ser al inicio o al final del chorro miccional. Todavía pueden presentar dificultad para ir al baño.

-Menester de orinar varias veces al día, pero siempre en cortas cantidades.

-Sensación de ganas de orinar, pero cuando van al baño no hacen carencia.

-Dolor encima del hueso púbico.

-Presencia de casta en la orina, aunque aparece en solo el 30% de los casos.

-Color de la orina opaca y con mal olor.

-Cuando se sospecha que la infección es más severo se genera fiebre.

Tratamiento

Dependerá de la agravación de la infección. Se suele a formular antibióticos para eliminar las bacterias, aliviar los síntomas y organizar la aparición de otros microorganismos. Los fármacos más utilizados en estos casos son: el trimetoprim, la amoxicilina y la ampicilina.

Pero, ayer de iniciar un tratamiento se debe tener en cuenta los trastornos que presenta el paciente como la altercado de la actividad nerviosa, una diabetes o una disminución de las defensas. Esto se debe a que se puede empeorar la infección.

Prevención:

-Se debe tomar, por lo menos, 2 litros de agua a diario. Todavía se puede alterar por zumos, infusiones, caldos, entre otras bebidas saludables.

-Orinar cada vez que se tengan ganas de ir al baño. Evita tener el orine, esto solo ayuda a que las bacterias se desarrollen.

-Luego de tener relaciones sexuales se tiene que orinar. Con ello eliminas las posibles bacterias que pudiste contraer durante la actividad.

-Evita los lavados vaginales.

-Al momento de limpiarse tras ir al baño, las mujeres deben hacerlo de delante cerca de detrás. Así se evita que las bacterias que estén en el ano entren en contacto con la vagina o uretra.

-Al ir a la playa, evita estar sentada por mucho tiempo con ropa húmeda.