Tres vacunas del esquema nacional fallan en el suministro

Desde mayo, no llega la vacuna contra el rotavirus. Aunque, antiguamente de esa término su presencia en los distritos sanitarios y ambulatorios ya era intermitente. La anti neumococo, que se aplica para predisponer neumonías y meningitis, es otra lejano del Software Ampliado de Inmunizaciones para niños.

Siquiera, está la neumococo, que se aplica a los adultos, la Neumo 23. Indicada para la prevención de las neumonías, siquiera está adecuado. Esta error afecta a los mayores de 60 primaveras, ya que en Venezuela está reservada para personas de la tercera tiempo y pacientes inmunosuprimidos o con VIH. En los tres casos, el Empleo de Sanidad hizo un mal cálculo en la programación y se compraron menos dosis de las necesarias.

Lo más preocupante es que las dosis, por la desatiendo de divisas, siquiera llegan a los consultorios privados, manifestó Adelfa Betancourt, epidemióloga y miembro de la Comisión de Vacunas de la Sociedad de Pediatría.

Antaño las mamás hacían el esfuerzo y la pagaban, pero ahora ni siquiera tiene esa opción. “La anti rotavirus es una protección contra la diarrea severa. Y si a un chico desnutrido le da una diarrea puede fallecer”, dijo la médico. En esta coyuntura, los riesgos aumentan, pues según los estudios realizados por Cáritas de Venezuela, en el país en promedio mueren entre 5 y 6 niños por desnutrición.

El Gobierno no le está vendiendo dólares preferenciales a los laboratorios para poder comprar la materia prima y elaborar las vacunas, de acuerdo a lo informado por Betancourt. “Los que logran traerlas las adquieren a dólar desfavorable a un costo impreciso de 150 dólares”.

Ni en los ambulatorios ni en los Distritos Sanitarios la tienen. En farmacias de Caracas, como Los Símbolos, el costo es de Bs 696 mil. En este mismo establecimiento, la vacuna contra la varicela, que no forma parte del Esquema Franquista de Inmunizaciones, cuesta Bs 1.980.000. Y la de la Hepatitis A Bs 1.020.000.

 

A tener en cuenta

En el caso de personas con amigdalitis se debe descartar difteria, explicó Betancourt. Frente a un caso de esta enfermedad, a los contactos directos interiormente de la casa hay que administrarles antibióticos para cortar la condena epidemiológica y colocarles la vacuna contra la difteria si no la tienen.

El Empleo de Sanidad sigue en deuda con la vacuna contra el VPH, que viene prometiendo desde hace más de una división.