Trompetista cubano Ernesto “Tito” Puentes falleció a los 88 años

“El más parisino de los cubanos ha ido a reunirse con los demás salseros para una ‘descarga’ eterna”, dijo Jean-Louis Perrier en un comunicado retomado por la emisora France Info.
Puentes nació en La Habana el 7 de noviembre de 1928 era conocido en Europa y Latinoamérica por su forma de fusionar el jazz y la salsa dándoles un estilo personal que manifestaría en sus más de 200 álbumes, del que destaca El Escorpión.
El trompetista dejó su país originario a principios de los primaveras 50 para dar una paseo de un año por Europa, Oriente Medio, y el Líbano, pero se instaló en Francia, donde vivió hasta el día de su homicidio, a posteriori de que el ordenador de ese periplo dejase a los músicos desamparados.
“Cuando hacía jazz, mis compatriotas me decían que ya no era cubano, sino un hombre jazz”, comentaba el propio trompetista.
“Yo les digo que soy músico, intento integrar en mi música influencias europeas y africanas”, afirmaba Puentes, que caracterizaba a su música como “plural”, resalta el vespertino Le Monde en su página web.
Seis décadas a posteriori de que llegara a París, Puentes afirmó que Francia se había convertido en su país de apadrinamiento, por lo que en 2012 decidió recorrer el país dando una última paseo de agradecimiento para mostrar su cuaderno Gracias.
Su extremo concierto fue en julio del año 2015, como invitado del festival Tempo Latino de Vic-Fezensac, en el sur de Francia.