Trump podrá usar su Twitter en China, pese al bloqueo de esa red social en el país

“No deben preocuparse por las comunicaciones del presidente Trump con el resto del mundo”, señaló hoy un viceministro de Exteriores, Zheng Zeguang, en declaraciones a un liga de periodistas.
Se han realizado “preparativos muy considerados” para que Trump y su esposa, Melania, sientan una “cálida hospitalidad” en Pekín, añadió.
Trump, cuya diversión por tuitear le ha costado numerosas controversias, llegará a Pekín en la tarde el próximo miércoles para su primera invitado oficial al hércules oriental, que concluirá en la mañana del viernes 10.
Pero Twitter está bloqueado en China, igual que Facebook, Instagram, YouTube, Google u otras muchas redes sociales o páginas de internet víctimas de la emplazamiento “gran muralla posible” que censura contenidos del foráneo.
Esa prohibición solo se puede sortear con servicios VPN (posible private network) que conectan a un servidor del foráneo antiguamente de ganar a las páginas prohibidas, pero las empresas que los ofrecen todavía están bajo un creciente ataque de las autoridades cibernéticas chinas, incluso con una amenaza de prohibición formal.
Pero las autoridades chinas están deseosas de ofrecer a Trump la misma acogida cálida y amable que la Casa Blanca ofreció al presidente Xi Jinping y su esposa, Peng Liyuan, durante su estancia en Florida en abril pasado, con motivo de la primera reunión sinalagmático entre los dos presidentes.