Un betabloqueante contra el estrés alarga la vida de pacientes con melanoma

Los bloqueadores beta, un medicamento global y financiero que se usa para avisar los ataques cardíacos y disminuir la presión arterial, asimismo ayudan a los pacientes con melanoma a residir más tiempo. Así lo determinan investigadores de Penn State que descubrieron que los pacientes con melanoma que recibieron inmunoterapia mientras tomaban un tipo específico de bloqueador beta vivieron más que los pacientes que recibieron solo inmunoterapia.

Todd Schell, profesor de microbiología e inmunología de la aprobación de Medicina de Penn State, señala a la Drug, Discovery and Development Magazine que, legado que los betabloqueantes ya están ampliamente disponibles en el mercado, este hallazgo podría suponer un tratamiento adicional y sencillo contra el melanoma.

“El tipo de bloqueador beta que encontramos efectivo contra el melanoma, el bloqueador beta pan, es en existencia el menos prescrito”, afirma Schell. “A la mayoría de los pacientes se les recetan bloqueadores selectivos beta 1 o no toman bloqueadores beta. Esto significa que hay una gran población de pacientes que pueden ser elegibles para tomar betabloqueantes mientras reciben tratamiento con inmunoterapia ya que estos están aprobados por la FDA”.

Atacar el estrés para mejorar la respuesta inmune

Los pacientes con melanoma metastásico o melanoma que se diseminó a otras partes del cuerpo suelen tener un mal pronóstico, y aunque algunas formas de inmunoterapia son prometedoras, las tasas de respuesta son menores del 35 por ciento.

Investigaciones previas han demostrado que el estrés fisiológico evita que el sistema inmune combata los tumores de guisa efectiva, mientras que un estrés bajo aumenta los beneficios de los tratamientos contra el cáncer. A colación de esto postrero, los investigadores decidieron indagar sobre si disminuir el estrés con bloqueadores beta mejoraría los resultados en pacientes tratados con inmunoterapias.

“Los bloqueadores beta ralentizan el ritmo cardíaco, pero asimismo pueden afectar las células inmunes y mejorar la función inmunológica”, explica Schell. “Queríamos ver si había una correlación entre los beta bloqueadores que los pacientes estaban tomando para otra condición y su respuesta a la inmunoterapia”.

Nuevos usos de fármacos ya creados

Joseph Drabick, médico y profesor de medicina de la aprobación de Medicina de Penn State, apunta que los resultados sugieren que la reducción del estrés fisiológico con betabloqueantes puede ayudar a mejorar la efectividad de la inmunoterapia y la supervivencia para los pacientes con melanoma.

Drabick asimismo subraya que el estudio es un buen ejemplo de los beneficios que se pueden encontrar buscando nuevos usos para los fármacos que ya llevan un tiempo en el mercado.