Un reto animado | infominuto.com

Un pelea animado

Los famosos que prestaron sus voces a los Pitufos quedaron enamorados por el mensaje de la cinta

por Agencias

Los cantantes Kalimba, Paty Cantú y Apio Quijano (Kabah), así como los actores Ariel Miramontes (Albertano) y Salvador Zerboni dan voz a los protagonistas de la cinta animada Los Pitufos: La pueblo perdida.

El filme, que se estrenó este fin de semana, ha resultado todo un pelea para estos artistas, pues a excepción de Kalimba, ningún de ellos había participado en el doblaje cinematográfico.

“Fue un gran pelea. Primero porque no habíamos hecho poco así y fue toda una aventura. A posteriori, porque te das cuenta de que se requiere dicción, acentuación, intención, precisión y demás rudimentos”, afirmó Apio, quien interpretó a Pitufo Filósofo.

En este sentido, Ariel Miramontes resaltó el talento de sus compañeros cantantes, quienes, dijo, tienen todo lo necesario para alcanzar las emociones que requirieron los personajes de la cinta.

“No dejan de ser intérpretes y, finalmente, un cantante lo que hace es expresar sentimientos. Seguramente Sony los escogió por su personalidad y creo que le dio en el clavo porque lo hicieron muy proporcionadamente”, dijo Ariel, quien dio voz a Gargamel, el bruto de la historia.

El actor aseguró que la maldad de su personaje no espantará a los niños y tendrá, incluso, tintes cómicos. Sin secuestro, aclaró que no usó a su personaje de Albertano en los diálogos de la cinta.

Paty Cantú habló de la similitud entre su personalidad y la de Pitufina. Destacó su valentía y su capacidad de soñar, así como el cambio que ha tenido el personaje a lo dadivoso de los abriles.

“Es robusto no porque no tenga miedo, sino porque no quiere quedarse con la duda de cuáles son sus posibilidades en este mundo y en la vida. Lucha, rastreo y tiene al final siempre una buena intención, y no solamente con ella, sino que siempre considera todavía su entorno, a sus Pitufos”.

La cantante aseguró que estas cualidades hacen de Pitufina una inspiración para los mexicanos.

“Hoy es diferente a la que era cuando comenzó la caricatura y creo que es natural, pero quien es hoy ese personaje es verdaderamente inspirador para cualquier pupila, mujer, persona, y eso me hizo advertir con un montón de ganas de ser parte de ella”, comentó.

Por su parte, Kalimba (Tontín) resaltó que estos personajes, pese a ser animación, hacen que el ser humano conozca más acerca de él mismo.

“Ir conociendo de una modo mucha más profunda a cada uno de los personajes nos hace entregarnos y crecer, incluso, como personas. Vimos características de los Pitufos que nos hicieron meditar un poco en quiénes somos como seres humanos”.

Ya van casi 60 abriles desde que se propagó por el mundo su seductora embeleso y no hay ni señas de que vaya a difuminarse. Al contrario, se refuerza, y para prosperidad de sus fans -aunque no precisamente de la crítica-, tiende a retornar a las bases de su hechizo.

En Los Pitufos en la pueblo perdida, la primera aventura de los Pitufos realizada en 100 por ciento mediante tecnología digital, sus productores desempolvaron los primeros cómics inspirados en la pueblo y estudiaron los trazos de su creador para honrar sus orígenes.

Así, tras las películas del 2011 y 2013 -en las que los pitufos viajaron a Nueva York y a París mezclando actores reales con figuras digitales-, la nueva cinta luce atributos de la historieta lanzazo en 1958 y todavía de la popular serie animada de los abriles 80.

“Estudiar los cómics fue de gran ayuda para entretener las locaciones y para la apariencia y el diseño de los Pitufos en sí. Sus casas en forma de hongo, los colores”, expresó la directora del filme Kelly Asbury, la misma al frente de producciones como Shrek 2 y Gnomeo and Juliet.