Una de cada 4 mujeres mayores de 35 años podrían padecer de incontinencia urinaria

A partir de los 35 abriles de antigüedad, algunas mujeres comienzan a padecer pérdida de la orina al realizar algún tipo de esfuerzo físico como hacer ejercicios, estornudar, toser, saltar y todo lo que ocasione presión a nivel estomacal.

Es lo que se conoce como Incontinencia Urinaria de Esfuerzo IUE, lo cual padecen muchas mujeres, según Maryory Gómez, ginecobstetra y doble en ginecopatía estética con láser. “La presencia de la pérdida de orina ocasiona que se afecte tanto su vida social como en pareja y aun así muchas permanecen calladas, estos casos hay que afrontarlos y tratarlos”.

Es importante diferenciarla de otros tipos de incontinencia como la de emergencia, donde la mujer se ve en la exigencia de ir inmediatamente a un baño porque siente que puede probar un mal rato, comenta la doble.

En países de América Latina, como México, se ha estimado que la incidencia de IUE oscila entre el 15 % y el 30 %; pero existen pocos trabajos que muestren la prevalencia de la IUE y los costes que esta patología implica.

En Venezuela no hay estadísticas nacionales publicadas acerca de la incidencia y prevalencia de esta patología, pero se palabra de una prevalencia de 1 por cada 4 mujeres mayores de 35 abriles, en nuestro país.

Uno de los factores de peligro que pueden ocasionar la presencia de la incontinencia urinaria de esfuerzo esta la obesidad, señala la doble. “En este parámetro, se observa una prevalencia 2,39 veces más frecuente, en la paridad y el trauma obstétrico del adoquinado pélvico reporta una incidencia 4 veces decano en pacientes multíparas, en peculiar en aquellas con pesos máximos fetales de 4kg o más”.

Mientras que los procedimientos quirúrgicos previos para la cura de prolapsos y otras cirugías pélvicas se han considerado como coeficiente predisponente para esta afección, reportándose una frecuencia de 1,7 veces más de incontinencia en pacientes histerectomizadas; y en mujeres con habilidad tabáquico se ha observado una incidencia de 1,4 veces decano en relación con las no fumadoras.

Y existe una variedad de tratamientos conservadores y quirúrgicos, pero todo depende de la evaluación y del tipo de incontinencia urinaria que presente la paciente. Como tratamiento conservador se aplica hoy día la terapia con Láser que puede mejorar e incluso desaparecer la incontinencia en 80 a 95% de las mujeres.  Es un procedimiento que se realiza en el consultorio, no doloroso y que requiere de 3 sesiones con intervalo entre cada una de un mes.

Para decano información puede saludar la página Web www.ginecoestetica.com y sus redes sociales @ginecoestetica.