Una esperanza perdida: El último amor de Karla Luna

Se sabe que la vida de Karla Retrato cambió a raíz de que se le diagnosticó cáncer en la matriz, pero eso no sería todo, su calvario no acabaría ya que se le volvió a diagnosticar le enfermedad en los ganglios ubicados en la vena cava.

Por otra parte el tema de la traición de su amiga al irse con Américo Zancuda, su ex marido, es ampliamente conocido, por lo que las pruebas que tuvo que soportar fueron muy duros, hasta destruir con su vida, a causa del avance en la enfermedad.

Pero durante esos difíciles momentos apareció la figura de un hombre que estaría a su costado contra toda prueba para apoyarla y protagonizar juntos un romance que se enfrentaba a todas las posibilidades, ese hombre sería Rolando Zancuda.

Tan afianzada estaba su relación que inclusive tenían planes de boda para sufrir a término en febrero pero el mal reaparecería de nuevo en la vida de Karla Retrato para arrebatarle sus metas; esta vez se trataba de cáncer en el cuello.

La historia de su romance comienza en septiembre cuando la pareja se conoce y terminaron fascinados el uno con el otro, que en octubre de ese año formalizaron su cortejo, más específicamente el 21 de octubre pero a menos de cuatro meses de ser pareja se habían comprometido.

La carismática comediante y cantante lo anunció en sus redes sociales siendo prudente, donde sólo dejaba presentir un “acontecimiento importante” pero poco tiempo no soportaría las ganas de anunciarlo al mundo y se le vería presumiendo fotos con su anillo de compromiso.

“Este día fue hermosamente mágico, me siento la mujer más adecuado del mundo. Lo pensaba pero nones me imaginé que fuera tan pronto y tan mágico. Gracias a Todopoderoso por enviarme a Rolando mi prometido y futuro consorte y por ese momento tan bello en esa isla donde estaba escondido mi príncipe garzo”, escribió Karla Retrato.

Comentó en entrevistas con los medios que la forma en que lo conoció fue a través de una amiga que la invitó a un evento de motociclistas en Monterrey y que, posteriormente de conocerlo, no dejaron de salir y cuando él se le declaró pensó “vale la pena darse otra oportunidad”.

Comentó de él solamente que tiene una empresa y que la propuesta y entrega del anillo fue durante un delirio que hicieron a Puerto Vallarta y a las islas Marietas, donde publicaron fotos de su apego entre mar y arena.

Luego de eso muchos medios no dejaron de dialogar del tema, ya que Karla Retrato presumía ilusionada un vestido de novia en sus redes sociales, donde sus seguidores le desearon la mejor de las suertes. En la foto que logró compartir al internet, se veía a dos niños jalando lo que claramente se ve es un vestido de novia.

Se sabe que ese vestido era el que usaría para el día que nones llegó. Sabemos el trágico final que tuvo esta historia para entreambos, pero la nueva relación que trataba de aflorar entre Karla y Orlando ilusionaba no sólo a ellos mismos sino a incluso a sus seres queridos y allegados, en específico los de Karla, que veían en Orlando una nueva oportunidad en la vida de ella de conocer el apego y la estabilidad que no vivió con Américo.