Una región rusa quiere prohibir a los perros ladrar fuera de horario

La provincia rusa de Novosibirsk se dispone a prohibir a los perros amenazar en horas de alivio bajo amenaza de una multa para sus dueños, de acuerdo a una iniciativa procesal aprobada hoy en primera lección en el Parlamento regional.

La norma prevé que los canes tengan prohibido hacer ruido desde las 22.00 horas y hasta las 7.00 de la mañana los días laborables.

los fines de semana se les exigirá reprimir sus instintos y desentenderse silencio hasta las 9.00 de la mañana.

Adicionalmente, los perros siquiera podrán amenazar a la hora de yantar, de 13.00 a 14.00 todos los días, y cualquier violación de la norma conllevará una multa de 3.000 rublos (50 dólares).

Entre los afectados por la ley se encuentran todavía los gatos, cuyo maullido en horas de alivio puede conducir el mismo castigo para su propietario.

En el caso de que el animal “amonestado” vuelva a provocar ruido fuera del horario establecido, su dueño tendrá que desembolsar otros 5.000 rublos (85 dólares).

Sin incautación, según explicó el diputado regional Evgueni Smishlyaev, la norma “no prohíbe refunfuñar a los cerdos, cantar a los gallos ni crascitar a los gansos”.

A pesar de la polémica, el congresista trató de quitar hierro a la situación, al precisar que “nadie va a castigar al dueño del animal si este de pronto se pone a amenazar o mayar cuando cierto toca el timbre”.

La norma ha generado muchas críticas en la red, donde ya ha sido bautizada como la “ley del silencio de los gatitos”.