Uno de cada tres pacientes latinoamericanos con problema renal ameritan trasplantes

Uno de cada tres pacientes pediátricos latinoamericanos con problemas renales ameritan trasplante, correcto a alteraciones estructurales de las vías urinarias (reflujo vesicorenal), por lo cual los riñones comienzan a tener disfunción y enfermedad renal sino son tratados de modo precoz.

Fue uno de los datos relevantes del “estudio epidemiológico y registro hispanoamericano de trasplante renal pediátrico”, por el cual el doctor venezolano Nelson Orta adjunto con su equipo de expertos latinoamericanos obtuvieron el “Premio Doméstico de Nefropediatría de España Dr. Alfredo Vallo 2017”, durante el Congreso Internacional que reunió a estos especialistas en la ciudad de Madrid, informó el obligado médico para el software Por Tu Sanidad que se transmite por El Carabobeño Radiodifusión, de lunes a viernes de 11:30am, a 12:30pm.

Las malformaciones congénitas deben ser detectadas a tiempo, recomendó Orta, porque cuando un pibe tiene infecciones urinarias recurrentes, perdida de crecimiento o poca provecho de peso, o presencia de orina con crimen, el daño puede ser irreversible, ameritando diálisis y luego trasplante. “Cuando un pibe tiene la primera infección, es pertinente realizar estudios de las vías urinarias, ya que si se detecta alguna malformación puede tratarse para evitar el daño renal”.

Si se previnieran las enfermedades renales en la población pediátrica, las cuales en su mayoría pueden detectarse desde el entorpercimiento, se evitaría calar al trasplante, insistió el doctor Nelson Orta, nefrólogo pediatra y cuyo premio dedicó en palabras textuales: “A nuestra pueblo, a la Universidad de Carabobo y a la Sociedad Venezolana de Nefrología Pediátrica y de Adultos a las cuales pertenezco con mucho orgullo”.

Orta Sibú, fue co-fundador del servicio de Nefrología Pediátrica de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejeras, de Valencia, por otra parte profesor titular de la Universidad de Carabobo y profesor visitante del Hospital Caudillo Universitario Valencia, España.

Radiografía de una data latinoamericana

Este estudio epidemiológico, realizado en 70 centros de trasplante renal en 17 países hispanoamericano, entre 2004 y 2015, forma parte de los prospección que se hacen en múltiples enfermedades y tratamientos a nivel médico. Y fue necesario para ver los resultados de los trasplantes y la sobrevida de los pacientes, indicó Orta.

Hace 10 primaveras, recapituló el doctor Orta, cuando era el presidente de la Asociación Hispanoamericano de Nefrología se manifestó el interés de efectuar este estudio para sufrir un registro de los pacientes trasplantados, con la finalidad de que al obtener los resultados mejorar los programas. Tal es así que luego se unió la Sociedad de Trasplantes de América Latina y del Caribe, integrada por 22 países de latinoamericana (desde México, pasando por El Caribe hasta el Cono Sur), y la coordinación recayó en el doctor Orta Sibú.

Y así fue como recogieron la data: 4 mil trasplantes renales realizados en niños y adolescentes latinoamericanos, en el intervalo del 2004 al 2015.  Entre las causas de la enfermedad renal, prevaleció la uropatía en un 30 por ciento (alteraciones estructurales de las vías urinarias que producen el reflujo vesicorenal -insuficiencia de las válvulas que impide que la orina se devuelva una vez que cae en las vías) y las glomerupatías (mutaciones genéticas del máquina urinario) en un 22 por ciento.

Con muy poca relación con referencias familiares (10-13 por ciento de la muestra). Mientras que los daños renales se apreciaron tenuemente superior en varones (55 por ciento) que en hembras, quizás por las características anatómicas de los órganos miccionales de los chicos.

Un registro novedoso en Latinoámerica y que ha sido incorporado al registro mundial de niños trasplantados que coordina la Asociación Internacional de Nefrología Pediátrica, con sede en Francia. Y es fruto de un trabajo de equipo que coordina Orta acompañado de un comité integrado por tres doctoras latinoamericanas: Clotilde García (Brasil), Angela Deluchi (Pimiento) y Mara Medeiros (México).

Otro circunstancia positivo del estudio: La sobrevida de los pacientes trasplantados. De los 3890 pacientes, más de tres mil están vivos, desde hace más de 10 primaveras, superando el 80 por ciento de la muestra.

Y tomando en cuenta lo que acontece en nuestro país, donde desde hace más de un año permanecen paralizados los trasplantes, no solo de riñón sino de otros órganos, Orta expresó su preocupación, ya que Venezuela por la lapso de los 80 se proyectó como pionera, llegando a realizar el primer trasplante de riñón el 30 de noviembre de 1982, en el cual participó el entendido.

A partir de allí, un promedio de 500 trasplantes se realizaban por año entre niños y adultos. Decayendo a 250, y en el extremo año al punto que se ha podido realizar dos. “Hemos llegado a niveles críticos”. Instó al Gobierno a aceptar las donaciones internacionales de medicamentos e insumos, como siempre ocurre en países que están en crisis o situaciones similares; mientras a la ciudadanía y profesionales de la salubridad a pelear por ello, para que se tienda ese puente humanitario, que nos encamine por senderos con maduro respeto y consideración a la dignidad humana.

Por otra parte, precisó que este estudio como otros avances en intercambio normativo y asistencial pueden ser motivos de aliento y ejemplo. “Hubo la cooperación multidisciplinaria entre los países latinoamericanos que participaron, en cuanto a suministro de medicamentos, asesoramiento, ayuda, realización de exámenes especiales como de medicina nuclear, incluso médicos de Argentina y Brasil participaron suministrando apoyo en los centros de trasplantes que todavía no están lo suficientemente desarrollados”.

Más sobre el doctor Nelson Orta

Nelson Orta es un médico nacido en el estado Anzoátegui, que Carabobo adoptó desde las aulas de la Universidad de Carabobo. Ex director de la Ciudad Hospitalaria Doctor Henrique Tejera (CHET); Profesor titular (retirado activo) de la Licencia de Ciencias de la Sanidad de la UC.

Numerosos reconocimientos: entre ellos, el Premio Doméstico de Medicina ‚”Dr. Pastor Oropeza‚”, Venezuela, 1994. Es miembro afiliado de la Asociación Española de Pediatría (AEP), de la Sociedad Mexicana de Pediatría (SMP) y de la Asociación Internacional de Nefrología Pediátrica (IPNA).

Más detalles de la entrevista completa por nuestra página web www.el-carabobeno.com o por nuestro canal youtube, colocando Por tu Sanidad, conducido por Ana Isabel Carencia.