Varios pasos para tener tus pies ejercitados


Los pies son parte fundamental de nuestro cuerpo. Nos sostienen, caminamos todo el día, aguantan nuestro calzado, sufren nuestros esfuerzos, y a veces no les hacemos el caso que debiéramos. 
 
¿Por qué es importante tener pies fuertes?
Muchas veces, los pies suelen convertirse en los grandes olvidados a la hora de fortificar y entrenar el cuerpo. Sin secuestro, contienen numerosos músculos, ligamentos y tendones que le brindan movilidad a toda la extremidad, incluidos los dedos. 
 
>VEA TAMBIÉN: Las tendencias y descubrimientos de vigor del año
 
Es por eso que, como toda musculatura, requieren de su ejercicio y estímulo para poder explotar su potencial, predisponer todo tipo de lesiones, soportar más tensión y evitar que se atrofien.
 
Extender los dedos
Es un entrenamiento sencillo para despertar los pies, lo puedes realizar sentado o tumbado, como estés más cómodo. El método de ejecución es el subsiguiente: levantas y extiendes los dedos por completo durante unos 15 segundos. Se prostitución de sostener entre 10 ó 15 segundos en varias series. Puedes realizar laxitud y extensión en varios ocasiones.
 
>VEA TAMBIÉN: Reforma del sector vigor
 
Presionar con los dedos
Este entrenamiento es específico para reforzar los dedos, el meta plantar y los músculos del pie. La posición es sentado, o tumbado, como estés más a distinción. Levantas tenuemente el talón y presionas con los dedos con destino a el suelo; relajas y vuelves a presionar. Las presiones durante entre 4 y 5 segundos, y puedes hacer unas diez repeticiones.
 
Acoger y extender la toalla
Cubo que es verano, vamos a introducir la toalla como complemento. Sentados en el suelo esta vez, en una posición relajada, colocaremos una toalla pequeña en el suelo y la recogeremos con los dedos. La volveremos a extender incluso los dedos. Debemos hacerlo entre 4 y 5 veces.