Venezolano con parkinson sometido a operación de vanguardia para contrarrestar los síntomas

La incitación profunda del cerebro es una de las alternativas quirúrgicas más moderna que se realiza para el control de la enfermedad del parkinson. Aunque no la cura, regulariza los síntomas de esta enfermedad, por lo que los pacientes van disminuyendo sus dosis farmacológicas y recuperando anciano calidad de vida.

Alexander Hernández, presidente de la fundación Parkinson Caracas es el primer venezolano que se acaba de someter a esta cirugía en el Hospital de Terraza, Barcelona, España, por un equipo dirigido por el neurólogo venezolano Gabriel Salazar, especializado en movimientos involuntarios, y cuyos detalles ofreció en el software Por Tu Vigor, que se transmite por El Carabobeño Radiodifusión, de lunes a viernes de 11:30am., a 12:30pm.

El parkinson es una de las enfermedades neurodegenerativas más frecuentes, posteriormente del alzheimer, por desliz de dopamina en el cerebro. Alteraciones del movimiento, rígidez y temblor, son los tres principales síntomas de la patología. Pero, otra característica es que por lo normal estos pacientes incluso pueden derivar en alzheimer, porque tienden a caer en depresiones, se aíslan y no practican la concentración. A estos se les sugiere practicar ajedrez o el dominó, en el que tengan que pensar y analizar.

Hernández, recapituló que fue diagnosticado con parkinson hace ocho abriles, lo que cambió su vida, de modo radical, porque era deportista y a la larga tuvo que dejar sus actividades regulares como consecuencia de la patología.

Sobre la operación, la cual es riesgosa, por lo normal se realiza en 11 horas, pero en él se llevó 8 horas, explicó que es muy compleja, porque se debe estar dormido y despierto, y se va interactuando con el médico mientras le colocan los “neurolitos” (electrodos) de ocho polos, porque cada hemisferio del cerebro tiene cuatro polos de incitación. Es uno de los métodos más actual en que se estimula los 360 grados del cerebro, de acuerdo a lo expresado por Hernández. 

Para ello, incluso le insertaron un artefacto en el pecho, que lleva estimulaciones profundas al cerebro y toman el emplazamiento de la dopamina. Él fue la tercera persona en España en hacerse este procedimiento y la primera en toda Cataluña.

Ya Hernández lleva más de 40 días de intervenido y dice advertir las mejorías de los síntomas: “he dejado la tembladera y he bajado las dosis de los medicamentos. Me siento muy proporcionadamente, ya no tengo espasmos y solo debo trabajar en fisioterapia, terapia del deje para articular proporcionadamente las palabras y otras recomendaciones de cómo tragar y qué postura debo persistir”, comentó el paciente.

Esta tecnología incluso se maneja con un control remoto “parecido a un teléfono Nokia” para despachar las estimulaciones. Todavía cuenta con un cargador inalámbrico que va cerca de del cuello como un babero y recarga la peroles del artefacto. Aunque el paciente está capacitado para manejar este sistema, incluso pueden manejarlo en conjunto con el neurólogo para no exceder las cargas eléctricas.

Hernández es un ferviente católico y dijo que su fe en Jehová hizo que pudiera conseguir esta cirugía, a través de la cual podría con el tiempo dejar de utilizar los medicamentos que se requieren para el control del parkinson. Por lo que entre sus proyectos, está en ayudar a que otros pacientes puedan conseguir a este tratamiento de vanguardia.

En Venezuela, al menos 30 mil pacientes sufren de esta patología, que en los últimos abriles se detecta más en jóvenes en edades productivas, entre 25 a 40 abriles de años. Y aunque aún las causas no están descritas, se atribuye que pudiera estar presente en ellos algún evento traumático.

Para una información más completa, pueden revistar nuestra página web www.el-carabobeno.com o por nuestro canal youtube colocando Por Tu Vigor, conducido por Ana Isabel Hueco.-