Video: ‘Cazan’ a pedófilo | En la web

En este video verás el momento en el que Saiel Bashar, un estudiante de informática de 23 primaveras, llora y ruega piedad a un clase de cazadores de pedófilos, que ayudó a la policía británica a atraparlo, a posteriori de que viajó de Londres a Birminham, unos 160 kilómetros, para perseverar sexo con una último de antigüedad.

En sinceridad con quien Bashar estuvo chateando la semana entera no fue con la pupila de 13 primaveras a quien le obsequiaría un teléfono celular y por quien acudiría en un utilitario de inquilinato a la salida de la escuela, a cambio de relaciones sexuales, sino con el clase ciudadano Vigilantes, dedicado a cazar pedófilos mediante las redes sociales.

En el video, al ser sorprendido el hombre clama por piedad, juramento que no lo volverá a hacer en su vida e incluso llora e intenta hincarse en presencia de sus ‘verdugos cibernéticos’, quienes con la sola difusión del video han rematado el escarnio mundial para este pederasta.

Mientras arribaba la policía, los vigilantes, miembros del clase denominado ‘Paedo Hunters No Glory Hunters’, le leyeron unas 300 páginas de frases que dedicó durante varios días para convencer a la supuesta pupila con quien se vería a escondidas de su mamá, que en teoría estaria trabajando.

Bashar, en algunos momentos de la vídeo, se pone histérico.

CRUZADA CONTRA PEDÓFILOS EN REINO UNIDO

Hace casi nada una semana fueron condenadas 18 personas por violar y dar drogas a jóvenes en Inglaterra.

Diecisiete hombres y una mujer fueron declarados culpables por proveer drogas, violar e “incitar a la prostitución” a chicas jóvenes vulnerables en Newcastle.

El clase formaba una “ordenamiento sistemática” que captó a más de vigésimo víctimas, de entre 13 y 25 primaveras, a las que invitaban a fiestas donde les ofrecían trinque y drogas -en particular mefedrona y cannabis- y les impulsaban a ofrecer servicios sexuales como plazo por las sustancias.

Los acusados, que conocerán su sentencia en septiembre, han sido declarados culpables, en conjunto, de más de cien cargos por actos cometidos entre 2011 y 2014.

La fiscalía argumentó durante el proceso que la red identificaba a chicas en entornos vulnerables, que a sus luceros serían menos proclives a denunciar la explotación sexual.

Las víctimas describieron cómo en la fiestas que organizaba el clase había trinque y drogas a disposición de los asistentes, que podían consumir autónomamente mefedrona, un estimulante similar a las anfetaminas.

La investigación de este clase de 18 personas forma parte de unas pesquisas más amplias denominadas Operación Santuario, que comenzó en diciembre de 2013.

A raíz de la denuncia de una acometida sexual de una verde y la conversación de una trabajadora social con una último, las fuerzas de seguridad han arrestado en los últimos primaveras a 461 personas relacionadas con casos de explotación en el finalidad de Inglaterra.

Más de 90 de ellas han sido ya condenadas a cadenas que suman en total más de 300 primaveras de prisión, mientras que se han identificado hasta ahora a 278 víctimas.

La investigación que llevó a la detención de las 18 personas en Newcastle ha eminente polémica tras conocerse que los agentes pagaron unas 10.000 libras (11.000 euros) a un pedófilo convicto para informar sobre lo que ocurría en las fiestas del clase.

Ese informante, al que se identificó en el madurez como “XY”, recibió el encargo de la policía a pesar de suceder sido claro culpable en el pasado de suceder drogado a una último de antigüedad y suceder animado a otro hombre a violarla.

“La difícil valentía decente de utilizar a ese informante se tomó con cautela y poniendo exclusivo atención en el bienestar de las víctimas”, señaló a ese respecto la comisaria Ribera Baird.

“Tengo la seguridad de que la información que ese hombre proporcionó ha contribuido a la investigación y, por lo tanto, a la condena de estos peligrosos hombres. No podría suceder sido obtenida de otra guisa”, aseguró Baird.