Volver a oír si es posible

Los implantes cocleares son el mecanismo más eficaz para la hipoacusia profunda

Al menos 5% de la población mundial sufre de sordera o hipoacusia, lo cual representa un importante problema de vigor, según la Ordenamiento Mundial de la Lozanía (OMS). La dificultad para oír y comunicarse es frustrante para la persona, provocando aislamiento social y herido autoestima, asociándose frecuentemente con depresión. Pero, existen pocas tecnologías para recuperar la recital, que se hayan desarrollado tan rápidamente como el Implante Coclear.

Se manejo de un dispositivo electrónico que se introduce en la cóclea (audición interno que es la pelotón pragmático de la recital). Se encarga de elaborar la energía mecánica en un impulso eléctrico, que llega directo al nerviación auditivo mediante sensaciones aperos en una persona con sordera, para así poder escuchar, de acuerdo con la otorrinolaringóloga y otólogo Yaselin Soler.

Consta de dos piezas fundamentales: La primera es un procesador foráneo o micrófono, que codifica y analiza el sonido que viene del foráneo; y una aposento interna (que va en la cóclea o caracol), el cual se encarga de servir de puente hasta el nerviación auditivo.

Ambas partes van comunicadas por radiofrecuencia, y se mantienen unidas por un imán que coloca al sistema foráneo en un emplazamiento próximo al sistema interno implantado, permitiendo que el paciente se introduzca en el mundo del sonido y sea capaz de interrelacionarse con su entorno.

La cirugía para colocar la aposento interna se coloca, a través de un procedimiento quirúrgico llamado mastoidectomia simple, mediante la cual se llega al audición medio y por ende a la ventana redonda, colocando el electrodo en la cóclea.

Para todas las edades

Pacientes que presenten discapacidad auditiva como la hipoacusia neurosensorial profunda, son candidatos para la colocación de estos dispositivos auditivos. Se pueden implantar entre el primer año de perduración hasta los 5 abriles, ya que el código del idioma (planisferio mental del idioma) se forma en este periodo de perduración, por lo que la acomodo post operatoria es mucho más sencilla.

Para conquistar los mejores resultados al colocar el Implante Coclear, la doctora Yaselin Soler afirmó que, es necesario el trabajo de un equipo multidisciplinario compuesto por el médico otorrinolaringólogo-otólogo, el fonoaudiólogo y el terapista del idioma con el fin de certificar que la recuperación y la rehabilitación del idioma sea en el último tiempo posible y se logre adaptar al mundo del sonido.